Cetoconazol
Cetoconazol

Cetoconazol:

El estrabismo se produce cuando los ojos no están correctamente alineados y apuntan en diferentes direcciones al mirar un objeto. Es comúnmente conocido como ojos “volteados”, “perezosos” o “cruzados”.

Un ojo o ambos ojos pueden volverse hacia adentro (esotropia), hacia afuera (exotropia), hacia arriba (hypertropia) o hacia abajo (hipotropia). El estrabismo puede ser constante o intermitente.

El estrabismo es una de las afecciones oculares más comunes en los niños, que afecta hasta al 5% de la población australiana.

Causas y factores de riesgo.

Si bien las causas del estrabismo no se entienden completamente, se sabe que las anomalías en los músculos y nervios que rodean los ojos son factores que contribuyen.

Una persona puede nacer con estrabismo o desarrollarlo durante la infancia o la niñez, o más tarde en la vida. También puede ocurrir como resultado de una lesión en el ojo o un traumatismo craneal.

A veces, el estrabismo puede ser un signo de una enfermedad ocular más grave u otro problema de salud, y siempre debe ser investigado por un especialista en ojos lo antes posible.

El diagnóstico precoz es esencial para prevenir la pérdida de visión.

Ambliopía

La ambliopía, comúnmente conocida como “ojo vago”, es la pérdida de visión causada por el estrabismo si no se trata. Cuando una persona con un estrabismo mira un objeto, el cerebro recibe dos imágenes diferentes y esto puede confundir al cerebro. En los niños, el cerebro puede aprender a ignorar la doble imagen del ojo girado. Esta constante omisión de la imagen de un ojo durante el desarrollo visual de un niño puede resultar en una mala visión. Si no se trata, la visión seguirá siendo pobre.

En la mayoría de los casos, la ambliopía puede tratarse con éxito antes de los nueve años, por lo que es importante diagnosticar y tratar esta condición desde el principio.

Visión 3D

El estrabismo y la ambliopía también pueden interferir con el desarrollo de la visión 3D (percepción de profundidad). El tratamiento temprano puede mejorar la probabilidad de que se desarrolle una percepción profunda en un niño pequeño.

Los síntomas

Los síntomas del estrabismo pueden ser constantes o intermitentes, e incluyen:

ojos cruzados,
visión doble,
movimientos oculares descoordinados,
Pérdida de la visión,
Perdida de la percepción de profundidad.
El estrabismo puede ser difícil de detectar en los niños, particularmente si el tamaño del giro es pequeño y no es perceptible estéticamente. Si un niño muestra signos de estrabismo, debe ser examinado por un especialista en ojos de inmediato.

Tratamiento

El diagnóstico precoz del estrabismo es esencial para prevenir la pérdida de visión irreversible en el futuro. El tratamiento con estrabismo tiene como objetivo mejorar la alineación de los ojos y corregir la pérdida de visión resultante (ambliopía).
El estrabismo y la ambliopía se pueden tratar con cualquiera o una combinación de lentes, parches o cirugía.

El Lions Eye Institute comprende que el caso de cada niño es diferente a otro, con su propio conjunto de desafíos únicos. Por lo tanto, se establecen estrategias de tratamiento a medida para cada niño.