luto pela morte
luto pela morte

luto pela morte:

Cuando muere un buen amigo, no hay palabras que puedan llenar el vacío en su vida. Si usted es como la mayoría de las personas, su mente puede estar buscando una respuesta a la pregunta sin respuesta, “¿por qué?” Pero, como saben, la muerte es inevitable y puede visitarla en cualquier momento.

A pesar de que eres consciente intelectualmente de que tú y tus amigos no son invencibles, eso no lo hace más fácil cuando muere alguien que amas Puedes preguntarte “¿Cómo voy a superar esto?” O “¿Volverá mi vida a la normalidad alguna vez?” La respuesta a ambas preguntas es “sí”. Sí, pero … La presencia de tu amigo te cambiará para siempre en tu vida – y eso no es algo malo. Cada vez que sufres una pérdida, eres cambiado para siempre. Aunque no lo parezca ahora, llegará un momento en que agradecerás haber tenido a esta persona en tu vida.

Lidiando con la pérdida

1. Rodéate de un círculo de apoyo.

Necesitas seres queridos para ayudarte a superar estos tiempos difíciles. Puede confiar en amigos, familiares, maestros y otras personas que conoce y en las que confía. Las personas a las que acude para obtener ayuda son su círculo de apoyo. Lo recogerán cuando se sienta deprimido y le recordarán que es una persona fuerte.

2. Aceptar que no tiene una respuesta.

Es natural hacer la pregunta “¿por qué?” una y otra vez. Desafortunadamente, no hay una respuesta al “¿por qué?” pregunta. En la vida, a las personas buenas les pasan cosas malas, y esto es especialmente cierto cuando alguien tan joven ha fallecido. Parte del proceso de curación es aprender a encontrar maneras de lidiar con lo desconocido y aceptar que nunca habrá una respuesta.

3. Cuídate

Cuidarse bien puede ser un desafío cuando ha perdido a alguien tan especial para usted. Cuando su mundo se ha vuelto del revés, las cosas que antes eran fáciles ahora pueden parecer difíciles y complicadas. Aunque no tenga ganas de comer y dormir, ambos son esenciales para su bienestar físico y emocional. Cuidar su cuerpo es el primer paso para cuidar su salud mental y emocional.

4. Tomar un día a la vez.

Disminuya la velocidad y respire profundamente. La respiración profunda puede ayudarlo a relajarse, dejar de lado el estrés y ayudarlo a concentrarse en el presente. Intenta mantenerte en tierra en el presente. Pasar en bicicleta por el pasado no cambiará nada y preocuparse por el futuro no cambiará el pasado. Aprender a disminuir la velocidad y tomar un momento a la vez lo ayudará cuando su mente lo lleve a lugares a los que no quiere ir. Dése recordatorios suaves para concentrarse en un minuto, una hora y un día a la vez.

5. Consuélate en tu dolor.

Confortarte es hacer algo enriquecedor y amable que te ayude a sentirte mejor. Son las pequeñas cosas las que realmente pueden ayudar a calmar, aliviar y calmar su incomodidad. Las pequeñas comodidades de la vida pueden incluso hacer que los tiempos difíciles sean más manejables. Puede ser reconfortante hornear galletas caseras o acurrucarse con una manta favorita. Tan pequeñas como puedan parecer estas cosas, te ayudarán a sentirte mejor.

6. Haz algo.

A veces, cuando te sientes impotente, lo mejor que puedes hacer es ocuparte y hacer algo. Piense en una forma en que pueda honrar la memoria de su amigo. Tal vez puedas organizar un evento en tu escuela o encontrar una causa por la que tu amigo fuera un apasionado y voluntario.

Como probablemente ya sepa, no hay una solución rápida para que el dolor desaparezca, ni la curación se produce de la noche a la mañana. Puede sentir que el dolor nunca desaparecerá y, en cierto sentido, eso es cierto. Pero habrá un momento en que los recuerdos traerán más sonrisas que lágrimas, y los buenos recuerdos superarán a los malos. Llegará un momento en el que podrás mirar atrás y estar agradecido por tener a tu amigo en tu vida. Llegará un momento en que te darás cuenta de que es mejor haber amado y perdido que nunca haber amado.