Copa do Mundo 2018
Copa do Mundo 2018

Copa do Mundo 2018:

Brasil logró una victoria por 2-0 sobre Costa Rica en la Copa del Mundo gracias a los goles de Philippe Coutinho y Neymar.
Philippe Coutinho y Neymar anotaron en tiempo de descuento para arrebatarle la victoria a Brasil luego de que el VAR le negó un penal al delantero del Paris Saint-Germain en una victoria de 2-0 en la Copa del Mundo sobre Costa Rica.

Desesperado por una victoria en San Petersburgo luego de que Suiza quedara con un empate 1-1 en su primer partido, Brasil parecía perder los tres puntos cuando la decisión de otorgarle a Neymar una patada corta fue derrotada en el minuto 79.

La ex estrella del Barcelona cayó suavemente ante el desafío de Giancarlo González, con el árbitro Bjorn Kuipers apuntando inicialmente al lugar.

Sin embargo, la intervención de VAR llevó a una inversión de la decisión, ya que las repeticiones mostraron un contacto mínimo entre González y Neymar, quienes habían caído hacia atrás como si hubieran sido derribados.

El incidente llegó tarde en un partido que dominó Brasil, pero en el que durante largos períodos de tiempo lucharon por derribar una defensa determinada de Costa Rica.

Sin embargo, dado que el reloj marcó los últimos 90 minutos, Coutinho y Neymar se adelantaron para romper los corazones de Costa Rica y evitar los rubores brasileños, enviando a su equipo al frente del Grupo E antes del choque entre Serbia y Suiza.

Neymar se arrodilló llorando en el pitido final después de que el equipo más exitoso del torneo superó una prueba real de carácter contra un equipo costarricense cuyas esperanzas de progresar han terminado.

Costa Rica, anticipando con razón que Brasil disfrutaría de la mayor parte de la posesión, se mostró profundo, pero parecía peligroso cuando se les dio la rara oportunidad de contrarrestar.

Celso Borges debió haberlo hecho mejor cuando arrastró un gran esfuerzo del objetivo desde un recorte de Cristian Gamboa después de 13 minutos y, durante todo su tiempo en el balón, a Brasil le resultó difícil encontrar un camino a través de la defensa de Costa Rica.

Gabriel Jesus golpeó un tiro en la parte posterior de la red desde una posición de fuera de juego en el minuto 25, lo que provocó una bandera del juez de línea, pero el incidente provocó un período de presión en Brasil, con Marcelo y Coutinho probando suerte desde lejos y un Neymar Cruz que necesita un encabezado defensivo desesperado sobre el travesaño.

Marcelo parecía más propenso a hacer que algo le sucediera a Brasil, pero encontró a Keylor Navas igual a su baja velocidad a cinco minutos del descanso, el portero del Real Madrid se detuvo para detener el primer tiro del juego al objetivo de su compañero de club.

Neymar, nombrado en la XI inicial a pesar de haber tenido problemas con una lesión en el tobillo esta semana, se enfrentó al árbitro en el campo y en el túnel en el descanso, presumiblemente tomando objeciones al enfoque rudo y listo de Costa Rica para tratar con él.

Y Brasil regresó al campo con un propósito adicional después del descanso, con Jesús dirigiéndose contra el travesaño antes de que Navas desviara el seguimiento de Coutinho.

Navas, una espina creciente en el lado de Brasil, logró heroísmo aún mayor para negar a Neymar poco después, mientras que otro ataque de Coutinho fue dirigido directamente al arquero.

Neymar se acurrucó alrededor del poste derecho desde 18 yardas después de que la defensa lo abriera en el minuto 72, antes de que los oficiales llegaran a la decisión correcta a través del VAR para negarle una penalización.

Ese incidente amenazó con dominar los titulares hasta que Coutinho golpeó a Brasil al frente en el minuto 91, al final de un asalto de Roberto Firmino y un toque útil de parte de Jesús.

Y Neymar estuvo presente para aprovechar la delicada y astillada cruzada de Douglas Costa, incluso más profundamente en el tiempo de detención para concluir tres puntos que habían aparecido como deslizarse entre los dedos brasileños.

El alivio fue claro cuando las lágrimas rodaron por la cara del jugador más caro del mundo, quien superó a Romario en el tercer lugar de la lista de goleadores de todos los tiempos del país.