El deporte durante el embarazo

ejercicios para embarazadas:

Antes de comenzar a hacer ejercicio, recuerde que es importante hablar con su proveedor de atención médica. Si ya está haciendo ejercicio, probablemente podrá continuar con su rutina y adaptarla a medida que progresa su embarazo. El ejercicio y el embarazo generalmente funcionan bien juntos.

Ejercicios recomendados durante el embarazo

Los ejercicios de Kegel

Las mujeres embarazadas que realizan los ejercicios de Kegel a menudo encuentran que tienen un parto más fácil. El fortalecimiento de estos músculos durante el embarazo puede ayudarlo a desarrollar la capacidad de controlar sus músculos durante el trabajo de parto y el parto. Tonificar todos estos músculos también minimizará dos problemas comunes durante el embarazo: fugas en la vejiga y hemorroides.

Los ejercicios de Kegel también se recomiendan después del embarazo para promover la curación perineal, recuperar el control de la vejiga y fortalecer los músculos del piso pélvico. Los ejercicios de Kegel se pueden hacer en cualquier lugar, y nadie sabe que los está haciendo.

Nadando

Muchos proveedores de servicios de salud y profesionales del acondicionamiento físico dicen que la natación es el ejercicio más seguro para las mujeres embarazadas. La natación mantiene su cuerpo tonificado sin agregar peso y estrés a sus articulaciones. La natación aumenta su frecuencia cardíaca y le permite disfrutar de un ejercicio cardiovascular seguro que no es probable que cause sobrecalentamiento.

Otro beneficio de nadar durante el embarazo proviene de la seguridad de no caerse. Durante el embarazo, su balanza se apagará haciéndolo más susceptible a tropezarse o caerse. La natación cancela ese riesgo (al menos mientras estás en la piscina). Aunque la natación es un deporte acuático, no todos los deportes acuáticos son seguros durante el embarazo.

Debe evitar otras actividades acuáticas como el buceo o el esquí acuático.

Para caminar

Caminar es muy beneficioso porque es seguro para su cuerpo. Es más fácil de rodillas que correr y se puede trabajar fácilmente en su agenda. Comience lentamente y asegúrese de estirar bien antes de comenzar. Establezca metas realistas y use buenos zapatos para disminuir el riesgo de caídas o presión sobre sus pies.

Correr y correr

Por lo general, si tiene la costumbre de correr, puede continuar corriendo. Sin embargo, si no corrió antes del embarazo, es posible que desee hablar con su proveedor de atención médica antes de comenzar un programa en ejecución. Si corres, asegúrate de estar bien hidratado, evita el recalentamiento y usa buenos zapatos.

montar en bicicleta

Lo mejor de andar en bicicleta es que la bicicleta soporta tu peso, por lo que hay menos estrés en tu cuerpo. Una bicicleta estática es un gran ejercicio porque hay un bajo riesgo de caídas. A medida que creces, tu centro de gravedad cambia, por lo que corres un mayor riesgo de caerse. A medida que su abdomen crece, puede poner mucho estrés en su espalda. Comience lentamente y no se esfuerce demasiado.

Escaladoras

Estas máquinas presentan un pequeño riesgo de caídas. Los rieles laterales proporcionan soporte de equilibrio. Escalar escaleras es una excelente manera de elevar su ritmo cardíaco.

Yoga

El yoga tiene una larga reputación para aliviar el estrés y la presión en su cuerpo. La mayoría de las formas de yoga serán seguras para usted y su bebé, siempre que no sean excesivamente rigurosas. Algunos instructores de yoga ofrecen clases especiales para mujeres embarazadas. Evite acostarse boca arriba por largos períodos de tiempo y trate de no estirarse demasiado.

Hay varios DVD disponibles que lo educan y equipan para hacer yoga desde la comodidad de su hogar. Aquí hay un excelente DVD de yoga prenatal para que comiences.

Aeróbicos

Si ya participas en ejercicios aeróbicos, lo más probable es que puedas continuar; Sin embargo, debe hablar con su proveedor de atención médica antes de comenzar un nuevo programa. Mantener el equilibrio a veces puede ser difícil, por lo que deberá tener cuidado a medida que avanza en su embarazo. Tomar una clase específicamente diseñada para mujeres embarazadas es una buena idea. La mayoría de los clubes de salud los ofrecen. No haga ejercicio acostado boca arriba por largos períodos de tiempo.

Baile

El baile se puede hacer en su casa o en un gimnasio que ofrece clases especiales para mujeres embarazadas. Evita muchos giros, saltos y saltos.

Ejercicios para evitar durante el embarazo

Esquiar

Aunque el esquí de fondo es un deporte bastante seguro para las mujeres embarazadas, existe el riesgo de caerse. El esquí alpino tiene un mayor riesgo de caídas y no se recomienda durante el embarazo.

Esquí acuático

El esquí acuático podría provocar un traumatismo abdominal, especialmente en el segundo y tercer trimestre.

Cabalgatas

Montar a caballo puede implicar muchas sacudidas y movimientos rápidos que pueden lastimar a usted y a su bebé. También existe el riesgo de caerse.

Consejos para usar cuando se ejercita

No use ropa ajustada, pero use un sujetador deportivo que le brinde un buen apoyo. Use zapatos que tengan un buen soporte y que no sean resbaladizos para que no se caiga. También asegúrese de respirar profundamente y beber mucha agua. Evite los movimientos bruscos y acostarse boca arriba durante largos períodos de tiempo.

Deje de hacer ejercicio si tiene sangrado vaginal, mareos, dolor en el pecho, desmayo, dificultad para respirar, contracciones, sensaciones de náuseas, pérdida de líquido de la vagina o disminución del movimiento fetal.

ejercicios para embarazadas: